Category :
Se producen varios tipos de caucho sintético: neopreno,
buna, caucho de butilo y otros cauchos especiales.
Neopreno
Uno de los primeros cauchos sintéticos logrados gracias a la
investigación de Carothers fue el neopreno, el polímero del monómero
cloropreno, de fórmula química CH 2-C(Cl)CH-CH 2. Las materias primas del
cloropreno son el etino y el ácido clorhídrico. El neopreno fue desarrollado en
1931 y es resistente al calor y a productos químicos como aceites y petróleo.
Se emplea en tuberías de conducción de petróleo y como aislante para cables y
maquinaria.
Buna o caucho artificial
Químicos alemanes sintetizaron en 1935 el primero de una
serie de cauchos sintéticos llamados Buna, obtenidos por copolimerización, que
consiste en la polimerización de dos monómeros denominados comonómeros.
La palabra Buna se deriva de las letras iniciales de
butadieno, uno de los comonómeros, y natrium (sodio), empleado como
catalizador. En el Buna-N, el otro comonómero es el acrilonitrilo (CH2-CH(CN)),
que se produce a partir del ácido cianhídrico. El Buna-N es muy útil en
aquellos casos que se requiere resistencia a la acción de aceites y a la
abrasión. También se obtiene caucho industrialmente por copolimerización de
butadieno y estireno.
Caucho de butilo
Este tipo de caucho sintético, producido por primera vez en
1949, se obtiene por copolimerización de isobutileno con butadieno o isopreno.
Es un plástico y puede trabajarse como el caucho natural, pero es difícil de
vulcanizar. Aunque no es tan flexible como el caucho natural y otros
sintéticos, es muy resistente a la oxidación y a la acción de productos
corrosivos. Debido a su baja permeabilidad a los gases, se utiliza en los tubos
interiores de las llantas de automóviles.
Otras clases de cauchos especiales
Se han desarrollado numerosos tipos de cauchos con
propiedades específicas para aplicaciones y usos especiales. Uno de estos
cauchos especiales es el coroseal, un polímero de cloruro de vinilo (CH2-CHCl).
Estos polímeros son resistentes al calor, la corrosión y la electricidad, y no
se deterioran por la acción de la luz ni por un almacenamiento prolongado. El
coroseal no se puede vulcanizar, pero mientras no se le someta a altas
temperaturas, se muestra más resistente a la abrasión que el caucho natural o
el cuero.
Otro tipo de caucho especial es el tiocol, que se obtiene
por copolimerización de dicloruro de etileno (CHCl-CHCl) y tetrasulfuro de
sodio (Na2S4). Puede trabajarse y vulcanizarse como el caucho natural y es
resistente a la acción de los aceites y los disolventes orgánicos usados en
barnices; se emplea para aislamientos eléctricos pues no se deteriora con la
luz ni la electricidad.-
Muchos otros tipos de caucho sintético se producen con
métodos parecidos a los antes descritos. Algunos cambios introducidos en los
procesos de polimerización han mejorado la calidad de los productos y abaratado
costes.
Uno de los mayores avances ha sido la utilización del petróleo
como aditivo, bajando los costes al poder conservarse grandes cantidades de
caucho sintético almacenado. Gracias a ello se ha conseguido fabricar
neumáticos de larga duración. Otros dos avances importantes son el desarrollo
de la espuma de caucho sintética, que se usa en tapicería, colchones y
almohadas, y el caucho bruto de superficie arrugada para la industria del
calzado.