Category :
El discurso del Gobierno de
que Colombia es un país de ingreso medio alto, no se compadece con la realidad
derivada de las mismas cifras oficiales: el 54,28 por ciento de los ocupados en
el último año, es decir, 11,6 millones de personas, ganaba menos o el
equivalente a un salario mínimo.
Si
se toma solo a los trabajadores formales, la situación no es mejor: el ingreso
base de cotización a pensiones en 2014 fue de un mínimo (616.000 pesos) para el
58,79 por ciento de asalariados, 4,46 millones de asalariados. Y otro 26,17 por
ciento lo hizo por hasta 1,23 millones de pesos. Así que 85 de cada 100
trabajadores dependientes ganaron menos de dos salarios mínimos (ver gráficos).
“Que
más de la mitad de la población ocupada (formales e informales) en el mejor de
los casos tenga ingresos equivalentes a un salario mínimo (305,27 dólares de
2014 al mes o 10 dólares día), en los cálculos del Banco Mundial los ubicaría
como ‘población pobre vulnerable’”.
Esto
concluye el documento “Trabajadores colombianos: pobres por ingresos”, al que
tuvo acceso EL COLOMBIANO y es uno de los insumos del octavo Informe Nacional
de Trabajo Decente, próximo a publicarse, y cuyas líneas generales presentó la
Escuela Nacional Sindical (ENS) la semana anterior.
Además
la investigación advierte que si bien aumentó la ocupación en 2014, no se
tradujo en mejores ingresos para más de la mitad de los trabajadores del país.
Según el Dane, la tasa anual de desempleo cayó de 9,6 por ciento (2013) a 9,1
(2014), pero la ENS advierte que aumentó en 6,86 por ciento la población que
recibe hasta un salario mínimo.
En
esas condiciones, si todos los 21,5 millones de ocupados en Colombia durante
2014 hubieran recibido igual sueldo mensual, les habrían pagado apenas 816.646
pesos, pero a los que trabajan en el campo solo 469.333 pesos, 73 por ciento
del salario mínimo (ver recuadro).
En
contraste, el informe de pobreza monetaria del Dane a 2014 indica que un hogar
compuesto por cuatro personas, será “clasificado como pobre si el ingreso total
está por debajo de 847.228 pesos”: 934.120 pesos si es urbano o 559. 168 si es
rural.
Les va peor a las mujeres
Según
la investigación de la ENS; la situación es más preocupante entre mujeres, no
obstante tener una escolaridad mayor: 9,1 años frente a 8,6 de los hombres.
La
inequidad laboral de género es tal que las mujeres, en promedio, reciben menos
de 72,2 por ciento de la remuneración masculina. No solo la tasa nacional de
desempleo de ellas fue el 12 por ciento, frente a 7 por ciento de los hombres,
sino que son el 46 por ciento de la población ocupada informal.
“Las
mujeres representan el 54 por ciento de quienes ganan menos de 0,5 salarios
mínimos (308 mil pesos de 2014), y los hombres más del 64 por ciento de las
personas que obtienen más de 1,5 salarios (924.000 pesos)”, concluye otro de
los documentos base de la ENS.
El
ingreso medio de 7,59 millones trabajadores formales es de 1,18 millones de pesos
y se mantiene el histórico de que el agro tiene los ingresos promedio más bajos
(469.333 pesos ), seguido de “comercio, hoteles y restaurantes” (688.125),
construcción (800.775) y transporte (829.112). A los que mejor les va son a los
vinculados al sector financiero (1,91 millones de pesos) y al minero (1,38
millones), pero solo emplean a 504 mil de los 21 millones de ocupados al 2014.